Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Más información

Ausolan, reelegida para formar parte de la Junta Directiva del Clúster de Alimentación de Euskadi

El Clúster de Alimentación de Euskadi, que nació en 2009 con la misión de ser el referente del sector en el País Vasco y el principal representante e interlocutor del sector alimentario en Euskadi, acaba de renovar cinco de las plazas de su Junta Directiva a la que postulaban 16 candidatos.

Ausolan, una de las compañías que formaba parte de la Junta, ha resultado reelegida para seguir 4 años más coordinando las actividades operativas del clúster. La directora corporativa de Servicios Jurídicos y Relaciones Institucionales de Ausolan, María López, será la representante de la compañía en el Clúster.

La entidad, que agrupa las 103 empresas, entidades y organizaciones de toda la cadena de valor alimentaria de País Vasco, está en pleno proceso de reflexión para el desarrollo del plan estratégico 2020-2023; un proceso participativo, aún abierto y dirigido desde la Junta Directiva. El nuevo mandato que comienza se presenta lleno de retos y un proyecto muy ilusionante para el sector, ya que la alimentación supone el 10,7% del PIB de Euskadi y se está configurando como el 4º sector económico estratégico.

Los cuatro retos a los que se enfrenta el Clúster son:

  • Representar a toda la cadena de valor de la alimentación de Euskadi, con especial interés en incorporar a las micropymes


  • Desarrollar el sector desde una visión de cadena alimentaria integral, desde el productor hasta la gastronomía


  • Mejorar la competitividad y la generación de valor añadido mediante una cartera de servicios a los socios segmentada y atractiva


  • Disponer de una organización Clúster excelente que dé respuesta a las necesidades de los asociados.




Para afrontar estos retos, se han definido tres objetivos estratégicos: consolidarse como el auténtico referente de todo el sector alimentario vasco, mejorar la competitividad y alcanzar la excelencia organizativa.