Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Más información

Ausolan participa en el desarrollo de una guía para la implementación de planes de reducción del desperdicio alimentario

La reducción del desperdicio alimentario es un objetivo fundamental para avanzar en la economía circular, y en la Comunitat Valenciana se está impulsando a través del Plan BonProfit.

En 2011, la FAO estimó que cada año se desperdiciaban en el mundo en torno a 1300 millones de toneladas de comida, lo que supone aproximadamente un tercio de toda la producción de alimentos a nivel mundial, y genera graves impactos a nivel ambiental, económico y social.

Consciente de este importante problema, la ONU ha propuesto, como uno de los Objetivos de Desarrollo Sostenible para el año 2030, reducir el desperdicio actual al 50%; por su parte, a instancia de los países del denominado G-20 ha surgido el grupo de trabajo MACS-G20 (Meeting of Agricultural Chief Scientists of G20 collaboration initiative on Food Losses and Waste) para concentrar las capacidades de investigación y consultoría política, con el fin de reducir las pérdidas y el desperdicio alimentario a escala mundial.

El IVIA (Instituto Valenciano de Investigaciones Agrarias) está participando con el MACS-G20, a través de la colaboración de la Dra. Mª Ángeles Fernández Zamudio, del Centro de Agricultura Sostenible, que también coordina el Plan BonProfit contra el desperdicio alimentario en la Comunidad Valenciana.

En el marco de este Plan, la doctora Mª Ángeles Fernández Zamudio ha impulsado el desarrollo de una Guía para la implementación de planes de reducción del desperdicio alimentario en comedores escolares. Para ello cuenta con la colaboración de la Fundació Espigoladors, organización sin ánimo de lucro que lucha contra las pérdidas y el despilfarro alimentario, a la vez que empodera a personas en riesgo de exclusión social de una manera transformadora, participativa, inclusiva y sostenible.

Ausolan, como empresa comprometida y que trabaja en esta línea, fue invitadas a participar en una sesión formativa sobre la metodología para cuantificar el desperdicio alimentario, a la que asistió Gestión Pedagógica (Sabina Alabau) y Departamento de Calidad (Antonia Gomis), como representantes de Ausolan en la Comunitat Valenciana.